Los Cenotes de México, obra maestra de “escultura natural”

0
212

Un viaje en el cual el espacio y el tiempo se encuentran, entre los misterios de la civilización maya y la grandiosidad de las grutas con agua dulce.

Se encuentra entre las metas más populares para los viajes de novios, y son las más deseadas por los amantes de los viajes, porque visitar México es más que irse simplemente de vacaciones: se trata de una experiencia inolvidable llena de historia, magia y colores.
Está situado entre la América Septentrional y la Meridional, y es un territorio estremadamente variado, caracterizado por inmensas cadenas montañosas llamadas ‘sierras’, que se encuentran a poca distancia de los océanos Pacífico y Atlántico. El corazón de México, por esta razón, está formado mayoritariamente por numerosos altiplanos delimitados al sur por las magníficas tierras de la Mesa Central, al oeste de la Sierra Madre Occidental, al este de la Sierra Madre Oriental y al este del Río Grande. Los altiplanos mexicanos, además, a medida que se dirigen hacia el sur, se van haciendo más estrechos en una serie de majestuosos volcanes, entre los cuales destaca el Citépetl, con una altura de 5.700 metros. Esta diversificación del territorio determina distintas temperaturas y climas. La costa oriental es muy famosa, y es visitada sobre todo por la increíble belleza de sus playas.
Pero el interés de México está ligado, en particular, a la abundante presencia en el pasado de numerosas civilizaciones, entre ellas la de los Mayas. Las creencias alrededor de esta civilización, cuyas poblaciones residían en la península de Yucatán, están todavía inmersas en el misterio, a causa de sus presuntas profecías sobre el fin del mundo. A México, además, se puede llegar fácilmente desde todo el mundo con numerosos vuelos directos. Una vez que se llega a las grandes ciudades, como Ciudad de México, Cancún, Mérida o Chetunal, están disponibles varios medios de transporte como los autobuses y los trenes, que permiten visitar una gran parte de los lugares turísticos.
Pero si realmente se quiere conocer a fondo todo lo que se refiere a los misterios, la historia y la belleza de este fascinante territorio, en el cual en algunas aldeas el tiempo parece haberse parado hace 100 años, es aconsejable alquilar un coche si se tiene la oportunidad. Para acabar, entre las maravillas de la naturaleza que dejan sin aliento, no hay que dejarse escapar por ningún motivo los Cenotes, en otras palabras las gigantescas grutas con presencia de agua dulce. Por ejemplo, en la zona arqueológica de ‘Chichén Itzá’, situado en el Yucatán, se encuentran los Cenotes más espectaculares del mundo, como por ejemplo: los ‘Cenotes de los Sacrificios Mayas’ y el Cenote Sagrado.

by Erika Intrisano